El ozono es un gas incoloro compuesto de tres átomos de oxígeno (O3) que puede estar presente tanto en la parte alta de la atmosfera, como en la superficie terrestre (Figura 1). El gas es muy activo químicamente y es capaz de reaccionar con muchas substancias. El ozono estratosférico, el que nos protege de los rayos ultravioleta dañinos del sol, ha sido parcialmente destruido por químicos hechos por el hombre. Estos datos son de conocimiento general, prácticamente todo estudiante que ha atravesado educación básica sabe esto.

Figura 1. Contaminación de ozono
 

Problemas Para La Productividad Agrícola

Menos conocido es que el ozono es un contaminante que se forma en la superficie cuando emisiones vehiculares e industriales interactúan con luz solar. Cerca de la superficie, esas reacciones causan que el hule se agriete, se dañen las plantas y hasta pueden lastimar el tejido pulmonar de las personas. En el hemisferio norte, la concentración media de ozono ha incrementado de ~10-15 ppb en épocas pre-industriales al actual nivel de 35 ppb. Durante los últimos 30 años, se ha acumulado la evidencia que muestra la particular sensibilidad del trigo y la soya, y la moderada sensibilidad de la papa, el arroz y el maíz a la contaminación de ozono. Modelos globales indican que el ozono redujo la productividad de los cultivos por mayor margen que el cambio climático en el año 2000. Concretamente, el ozono superficial ha disminuido el rendimiento global del trigo un 8.5% y de la soya 14%. Hay evidencia clara de los efectos que la contaminación de ozono está ocurriendo en Europa y el Sudeste asiático.

Consecuencias Para La Seguridad Alimentaria

De las tantas y tantas amenazas que enfrenta la seguridad alimentaria, la contaminación del ozono es relativamente nueva y particularmente aguda. Se necesitan mas estudios para saber qué efectos puede tener este tipo de contaminación en Centro América.